<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d15073566\x26blogName\x3dM%C3%ADrame,+que+te+estoy+hablando\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://anuski.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://anuski.blogspot.com/\x26vt\x3d8191894020025144467', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

jueves, septiembre 04, 2008

Ese otro mundo

Es... en estas noches de calor agobiante cuando más echo de menos lo que me falta.
Las noches en las que no puedo dormir y deseo que vuelva el invierno, y ese deseo, en la oscuridad de mi cuarto es el que me lleva a las oscuras tardes de lluvia en Versalles.
Es difícil explicar el porqué de esta nostalgia. Puede ser porque estoy cansada de estar donde estoy, a pesar de que las personas que me rodean son lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo y que no las cambiaría por nada, pero no me puedo quitar de la cabeza la lluvia cayendo sobre la ventana, ir a comprar y volver completamente empapada para entrar en calor con los pies pegados en el radiador acabarme un bol lleno de helado de menta.
No puedo evitar echar de menos el ir a la lavandería y empezar a hablar con una persona cualquiera en francés para acabar haciéndolo en italiano, ir a cenar a una creperiè y comer una crêpe enorme rellena de un montón de cosas, ver el palacio o el hotel de ville iluminado con las luces de navidad...
O perderme por el centro comercial desconectando totalmente de la realidad porque nadie te va a entender, ni tú les vas a entender a ellos.
Recordar con tristeza esos momentos en los que salía de casa y me ponía a caminar por calles desconocidas rodeada de gente seria y con cierto tono melancólico en la mirada, pero no podía evitar sonreir, porque lo único que faltaba en ese momento y en ese lugar era que Yann Tiersen llegase a tu lado y pusiese banda sonora a tu vida.
Y es cuando más echas en falta, cuando más aprecias esos ratos de eternas esperas en la parada de autobús, con un frío que te cala hasta los huesos o recorrer dos pueblos y un cacho de bosque para llegar a un sitio que creías que estaba un pueblo y un cacho de bosque más cerca.
Y es en estas noches en las que no puedo dormir, en las que veo que todo lo que es mi vida sigue igual, pero sin tener esa vía de escape, y deseo, con todas mis fuerzas, vivir por un momento en ese otro mundo.


Y estreno con esto mi Google Chrome. ^_^

Etiquetas:




Publicar un comentario

Creative Commons License


Gracias a Blogger

Template sacado de Blogger Templates
courses: .fr.tw.cn.ru