<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d15073566\x26blogName\x3dM%C3%ADrame,+que+te+estoy+hablando\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://anuski.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://anuski.blogspot.com/\x26vt\x3d8191894020025144467', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Si te quedas conmigo aquí,

verás que mi palabra viste de rojo carmesí...

jueves, junio 15, 2006

Un cuento

Cuenta la leyenda, que una vez, una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga; ésta huía rápido y con miedo de la feroz depredadora, pero la serpiente no pensaba desistir.

Huyó un día y ella no desistía, dos días y nada. En el tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y dijo a la serpiente:

- ¿Puedo hacerte tres preguntas?
- No acostumbro dar éste precedente a nadie pero como te voy a devorar, puedes preguntar.
- ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
- No.
- ¿Te he hecho algo malo?
- No.
- Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?
- Porque no soporto verte brillar...

Etiquetas:


jueves, junio 08, 2006

Si tú no estás

No quiero estar sin ti,
si tú no estás aquí me sobra el aire.
No quiero estar así,
si tú no estás la gente se hace nadie.

Si tú no estás aquí no sé
qué diablos hago amándote.
Si tú no estás aquí sabrás
que Dios no va a entender por qué te vas.

No quiero estar sin ti,
si tú no estás aquí me falta el sueño.
No quiero andar así,
latiendo un corazón de amor sin dueño.

Si tú no estás aquí no sé
qué diablos hago amándote.
Si tú no estás aquí sabrás
que Dios no va a entender por qué te vas.

Derramaré mis sueños si algún día no te tengo,
lo más grande se hará lo más pequeño,
pasearé en un cielo sin estrellas esta vez,
tratando de entender quién hizo un infierno el paraíso.
No te vayas nunca porque
no puedo estar sin ti.
Si tú no estás aquí me quema el aire

Si tú no estás aquí no sé
qué diablos hago amándote.
Si tú no estás aquí sabrás
que Dios no va a entender por qué te vas.

Si tú no estás aquí...


Rosana Arbelo.

Vuelve pronto...

Etiquetas:


domingo, junio 04, 2006

Bésame...

Desde la invención del beso, cinco han sido clasificados como los más apasionados y puros. Éste los superó a todos.

Etiquetas:


sábado, junio 03, 2006

Renuncio

Por medio de la presente presento mi renuncia irrevocable a ser adulta.

He decidido aceptar la responsabilidad de tener 6 años nuevamente.
- Quiero ir a McDonald's y pensar que es un restaurante 5 estrellas.
- Quiero navegar barquitos de papel en un estanque y hacer anillos tirando piedras al agua.
- Quiero pensar en que los dulces son mejores que el dinero, pues se pueden comer.
- Quiero tener un receso y pintar con acuarelas.
- Quiero salir cómodamente de mi casa sin preocuparme como luce mi cabello.
- Quiero tener alguien que me arregle y me planche la ropa.
- Quiero regresar a mi casa a una comida casera y que alguien corte mi carne.
- Quiero tomar largos baños y dormir 10 horas todas las noches.
- Quiero abrazar a mis padres todos los días y enjuagar mis lagrimas en sus hombros.
- Quiero regresar a los tiempos donde la vida era simple. Cuando todo lo que sabía eran colores, tablas de sumar y cuentos de hadas; y eso no me molestaba, porque no sabía que no sabía y no me preocupaba por no saber. Con todo lo que sabía era feliz, porque no sabía las cosas que preocupan y molestan.
- Quiero pensar que el mundo es justo. Que todas las personas son honestas y buenas.

Quiero pensar que todo es posible...

En algún lugar de mi juventud maduré, y aprendí demasiado.
- Aprendí de armas nucleares, guerras, prejuicio, hambre y de niños abusados.
- Aprendí sobre mentiras, matrimonios infelices, del sufrimiento, enfermedad, dolor y la muerte.
- Aprendí de un mundo en el que saben como matar y lo hacen.
- ¿Qué pasó con el tiempo en que pensaba que todo el mundo viviría para siempre, porque no entendía el concepto de la muerte, excepto cuando perdí a mi mascota?
- Cuando pensaba que lo peor que pasaba era que alguien me quitara mi pelota de jugar o me escogiera de último para ser su compañero de equipo.
- Quiero alejarme de las complejidades de la vida y emocionarme nuevamente con las pequeñas cosas una vez mas.
- Quiero regresar a los días en que la música era limpia y sana.
- Recuerdo cuando era inocente y pensaba que todo el mundo era feliz porque yo lo era.
- Caminaría de nuevo en la playa pensando solo en la arena entre los dedos de mis pies, sin preocuparme por la erosión y la contaminación.
- Pasaría mis tardes subiendo árboles y montando en mi bicicleta hasta llegar al parque, sin la preocupación de que me secuestren.
- No me preocupaba por el tiempo, las deudas o de donde iba a sacar dinero para arreglar el coche.
- Solo pensaba en lo que iba a ser cuando fuera grande, sin la preocupación de lograrlo o no.
- Quiero vivir simple nuevamente. No quiero que mis días sean de ordenadores que se estropean, de la montaña de papeles en mi escritorio, de noticias deprimentes, ni de como sobrevivir unos días más al mes cuando! ya no queda dinero en la cuenta.
- No quiero que mis días sean de facturas de médicos o medicinas.
- No quiero que mis días sean de chismes, enfermedades y pérdida de seres queridos.
- Quiero creer en el poder de la sonrisa, del abrazo, del apretón de manos, de la palabra dulce, de la verdad, de la justicia, de la paz, los sueños, de la imaginación.
- Quiero creer en la raza humana y quiero volver a dibujar muñecos (o muñecas )en la arena...

¡Quiero volver a mis 6 años!

Espero que cada uno de nosotros pueda vivir un poco de ese niño que llevamos dentro, y no nos dejemos arrastrar por la sociedad que nos rodea.

Si todos pensáramos y actuáramos un poquito como niños muchas cosas en el mundo podrían ser diferentes.


Este es un texto que se podría considerar como típido en los emails cadena. No obstante me ha parecido interesante y quería compartirlo con vosotros.
¿Os habéis parado a pensar en las cosas buenas que nos perdemos por estar pensando en dinero, preocupaciones, trabajo, etc.?
¿Cuánta gente se para a pensar en lo bonito del camino que le lleva al trabajo, en que hoy es un día soleado ideal para tirarse en la hierba y observar las pocas nubes que hay en el cielo? ¿Cuánta gente se para a pensar en lo bonito de la vida? ¿Cuánta gente se dedica a vivir en vez de sobrevivir? Y no me refiero a toda esa gente a la que se les considera vividores, que tienen lo que quieren y si no, lo compran.
Me refiero a aquellas personas que tienen lo que tienen y lo disfrutan.
En estos años mi vida ha pasado de ser la de una estudiante cuyas mayores preocupaciones eran los deberes que tenía que entregar al día siguiente o lo que le pasaría al protagonista del libro que me estaba leyendo a cómo voy a pagar lo que debo, o cómo lamer las heridas de mi orgullo causadas por algún amigo enfadado.
Pero si de algo estoy orgullosa, es de que aún no tengo todo perdido. Sigo pensando que comprarme un dulce o ir a cualquier sitio a comer (aunque sea un bocata) es un lujo que hay que disfrutar al máximo, que, aunque haya descubierto que el mundo que nos rodea es una mierda, aún se puede arreglarlo en mayor o menor medida, que la vida es un regalo que hay que disfrutar, que un amigo vale más que mantener tu orgullo y que una vez que perdonas, no sirve de nada seguir pensando en el error cometido.
Sigo creyendo en la importancia de un abrazo, de un beso y de una caricia. Sigo creyendo en la bondad de las personas. Y que el amor moverá el mundo.

Etiquetas:


El último baile

Pon la música. Acércate. Cógeme de la cintura mientras un escalofrío recorre mi espalda.
Dime lo feliz que eres a mi lado, mientras apoyo la cabeza en tu hombro.
Abrázame para que desee que este momento no acabe nunca.
Dime que me quieres y muévete al ritmo del violín.
Dime que no me olvidarás y no me sueltes.
Dime lo mucho que has disfrutado a mi lado. Acaríciame.
Mírame a los ojos, dime que siempre soñaste conmigo.
Termínate la copa medio vacía mientras suenan los últimos acordes.
Acércate otra vez, dame un beso, un abrazo y dime que lo sientes.
Prométeme que nos volveremos a ver.
Aléjate y no te des la vuelta para no ver mis lágrimas.

Etiquetas:



Creative Commons License


Gracias a Blogger

Template sacado de Blogger Templates
courses: .fr.tw.cn.ru