<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d15073566\x26blogName\x3dM%C3%ADrame,+que+te+estoy+hablando\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://anuski.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://anuski.blogspot.com/\x26vt\x3d8191894020025144467', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Si te quedas conmigo aquí,

verás que mi palabra viste de rojo carmesí...

miércoles, marzo 21, 2007

Tal vez...

Te miro y siento que hago lo prohibido.
Te miro y pienso que no tendría que haber sucedido.
Tal vez no tendría que haberte mirado, tal vez no tendría que haberlo pensado.
Tal vez…
Me gusta el olor de tu piel, el color de tus ojos, el sonido de tu voz. Me gusta tu aliento caliente sobre mi piel en las noches frías. Tu forma de abrazarme para hacer que me sienta protegida.
Mi mirada, perdida en el infinito, sólo busca tu mirada. Intento convencerla de que ya no estás, de que ya te has ido, pero no deja de buscarte.
Mi cabeza da vueltas y más vueltas alrededor de ti, escucho tu risa, toco tu piel, pero tú no has vuelto.
Siento la rabia y la impotencia de no poder cambiar el destino, quiero gritar, destruir el mundo que nos rodea y hacerle ver que soy más poderosa que él, y que no voy a consentir que te aleje de mí.
Pero no puedo. Y le odio por eso.
Tal vez no tendría que haberte querido.

Etiquetas:


miércoles, marzo 14, 2007

Cuánta falsedad

Manda huevos.
Hay que ver lo sumamente hipócrita, falso y cabrón que es el mundo.
Con tanta maldad por ahí suelta resulta muy pero que muy difícil ser honesta y feliz.
¿Por qué? Porque me revienta ver que todo a mi alrededor está construido bajo unos cimientos de mentiras.
Me voy con otras a tus espaldas y al año siguiente me caso contigo.
O me acuesto con una chica y a los meses me doy la vuelta, lo borro de mi expediente y sigo contigo fingiendo que no ha pasado nada. Es más te lo cuento, te prometo que no la voy a volver a ver y aún así sigo hablando con ella a escondidas.
Dios, qué estupidez.
Vamos a ver, de primeras, si quiero a alguien quiero lo mejor para él, y si acostarme con terceras personas está por encima de eso, es que no le quiero tanto.
De segundas, si no le quiero tanto, mejor no le digo que le quiero, porque puede dar la casualidad de que esa persona sí que me quiera y por honestidad, dignidad y respeto, le digo las cosas a las claras. Le joderá, seguramente, pero al cabo del tiempo se olvidará de mí y mientras tanto yo follaré con quien me salga de los huevos, y en una de esas a lo mejor descargo toda la tensión, empiezo a pensar con la cabeza y me doy cuenta de la importancia que tienen los grandes valores de la vida.
Puede que sea una fracasada profesionalmente hablando, que no tenga estudios y un futuro algo dudoso (por no hablar de las locuras de mi pasado), pero si hay algo que tengo es un gran respeto por las personas que hacen que mi vida sea un poquito mejor.
Y estoy harta de disfraces, de gilipolleces varias y de tener que esconderme.
Quiero a mi novio, y aunque algunas veces haya tenido dudas, he estado a punto de arruinar la relación y hundirme por no hacer de ella una serie de mentiras.
Aborash, si después de follar lo que quisiste a espaldas de tu novia te arrepientes, me alegro, pero lo que haces no es zanjar el tema y solucionarlo, es darle la espalda a lo que hiciste, escabullirte de tu responsabilidad como pareja y seguir viviendo entre tus mentiras. ¡Cobarde!
Por cierto Héctor, enhorabuena, ya me han dado la buena noticia.
Estoy asqueada con el mundo, me alegro de que se jodiesen mis amistades.
Evo, la tuya no, sabes que te aprecio mucho, borracho.

Etiquetas:



Creative Commons License


Gracias a Blogger

Template sacado de Blogger Templates
courses: .fr.tw.cn.ru